cabecera

In Memoriam. Declaración de Emilio Atrio

06 05 2014. Categorías: Prensa, Prensa 2014

Declaración de Emilio Atrio
______________________________________________________
Pleno 28 de junio 2011

Como hay muchos miembros nuevos que se han ido incorporando a este Consello Social sin tener un conocimiento claro y global de a dónde han llegado, y porque cualquier momento es bueno para hacer repaso, me gustaría proporcionarles algunos datos, que aprovecho para hacer extensivos a todos.

En los últimos ocho años, este Consello Social ha adoptado más de 900 acuerdos, por unanimidad casi todos. Ha convocado 43 plenos y más de un centenar de reuniones de las comisiones. Ha estado representado en más de medio millar de actos y foros. Ha patrocinado más de cinco decenas de publicaciones y estudios, casi 30 mil carpetas para alumnos de nuevo ingreso y más de un centenar de Seminarios, Jornadas, Cursos o Congresos.

Ha posibilitado prácticas para más de mil alumnos pertenecientes a titulaciones de difícil acceso al campo profesional durante sus estudios. Ha propiciado la concesión de ayudas para el regreso de estudiantes hijos de emigrantes; ha adjudicado más de 500 bolsas-colaboración a alumnos del último ciclo. Y ha analizado e informado todos los títulos de Grado que se imparten hoy en la Universidad, para adaptarlos a Bolonia.

Durante los últimos ocho años ha aprobado las tasas de más de 1.200 títulos propios, y –más aún- ha rechazado algunas hasta conseguir un marco estable en el cumplimiento de los precios máximos que han de pagar los alumnos por matricularse y que han de cobrar los profesores por impartirlos. Tambien ha asignado complementos a centenares de profesores.

Ha encargado ocho auditorías externas sobre las cuentas de la Universidad que han posibilitado una evidente mejoría en la eficiencia y control del gasto. Ha analizado e informado año a año las cuentas de todas las Sociedades participadas. Ha hecho seguimiento del Plan Estratégico de la Universidad; ha aprobado modificaciones de la Relación de puestos de trabajo, y ha supervisado la modificación de cuentas que se han producido.

Este Consello Social igual ha concedido ayudas excepcionales a alumnos en riesgo de exclusión por falta de recursos económicos. Ha proporcionado ayudas para que los estudiantes foráneos de primera matrícula puedan adquirir productos en las Plazas de abastos

También ha promovido la elaboración del diagnóstico para la elaboración del primer Plan de Igualdad en la Universidad y ha posibilitado un ambicioso proyecto audiovisual para difundir la imagen, la calidad y las prestaciones de la oferta académica e incrementar la captación de alumnos; contribuye y financia el salto para la promoción de la Universidad en las redes sociales, en la celebración cursos de comunicación para facilitar la fluidez informativa entre de investigadores y periodistas, y en la organización de programas prácticos de emprendimiento para estudiantes en los tres Campus.

Obviamente hay mucho más, pero este breve relatorio revela que hay una acción plural, dinámica y diversa en varios frentes. Y cito dos ejemplos. Uno: este Consello Social ha hecho posible que los Consejos Sociales de España concedieran y entregaran su primera –y por ahora única- medalla de oro, con la que se reconocía la sintonía y apoyo del ex-rector Domingo Docampo al papel de los Consejos Sociales, debo decir que, por aquel entonces, muy incómodos, poco respetados y en general mal aceptados por los rectores españoles. (De justicia resulta decir que en Vigo el respeto y la relación leal entre rectores y Consello Social ha sido siempre una constante, tambien con Alberto Gago y con Salustiano Mato).

Y segundo ejemplo: este Consello Social ha sido pionero en la organización de encuentros masivos de la Universidad con todos los empresarios que colaboran con la institución, tanto locales como nacionales e internacionales, Los dos celebrados hasta la fecha, con carácter bienal, han tenido como ponentes e invitados de excepción a Ana Patricia Botin, el primero, y a Ferrán Adriá, el convocado el año pasado. No será fácil la siguiente elección.

A ustedes les han precedido en esta labor que hoy desempeñan más de cincuenta miembros que han ido dejando su huella personal, en un largo viaje en el que hemos visto ya a tres rectores, a cinco gerentes, más de treinta vicerrectores y hasta a tres presidentes de la Xunta –tambien a un vicepresidente autonómico, por cierto- y a tres conselleiros de Educación.

Hoy, este Consello Social está entre los diez primeros de España en cuanto a la relación porcentual de su presupuesto y el de la Universidad a la que representa. En cuanto a dotación presupuestaria es el primero de Galicia y se sitúa entre los diez primeros de España. Está entre los cinco primeros en cuanto al número de reuniones anuales que convoca y en cuanto a comisiones delegadas ocupa un puesto entre los ocho primeros. Tiene plaza permanente en el máximo órgano de la Conferencia de Consejos sociales de las Universidades españolas, que es el Comité ejecutivo. Y por encargo expreso de la propia Conferencia, trabaja actualmente en la elaboración de un manual de protocolo homologable para todos los Consejos sociales en actos universitarios o de las administraciones públicas.

Creo que a todo este somero recuento podría añadirle por mi parte cientos de horas, miles de kilómetros e infinidad de buenos momentos (también tristes, como la trágica muerte de Manuel Rodríguez de la Fuente o el proceso de supresión de Físicas en el Campus de Ourense).

Añadiendole –como digo- esta aportación personal, podría dibujar el balance de alguien que rinde cuentas en su despedida, que ha dedicado los últimos ocho años a una labor enriquecedora, y que agradece profundamente el viaje realizado y la compañía encontrada.

Ese es exactamente –ahora mismo- mi caso.

Me voy convencido de que no hay caminos a la educación; que la educación es el camino.

Muchas gracias, a mis colaboradores más directos en esta responsabilidad, a un personal de administración de verdad extraordinario, y a todos ustedes.

Mucho ánimo. Y mucha suerte.

Ourense, 28 de junio 2011