cabecera

Intervención de Ernesto Pedrosa na clausura do programa de Tutorización da Escola de Telecomunicacións

ERNESTO PEDROSA SILVA

“Buenos días a todos, buenos días, Edita, y enhorabuena porque esta iniciativa tiene el valor especial de ser una de esas puertas pesadas que la universidad debe de abrir de par en par.

Experiencias es la palabra clave para los estudiantes enla Universidad. Yen eso hay que estar desde el principio, con modelos de acogida e integración.

El Plan que se ha diseñado en esta Escuela es un magnífico ejemplo de todo lo que se puede hacer aún enla Universidad. Yestoy seguro de que mejorará la formación y las capacidades de “los mentores”, pero sobre todo ayudará a los estudiantes de nuevo ingreso. Está asumido que el primer año universitario es clave, y determinante es también que los nuevos alumnos encuentren un entorno abierto, participativo y amistoso dentro de la Facultad que han elegido; que se sientan acompañados, que intervengan en actividades y que dispongan de una red amable antes de crear la suya propia.

En definitiva, que  se les faciliten desde el primer momento  las oportunidades para la socialización y el desarrollo del sentimiento de pertenencia, tan desarrollado en universidades extranjeras y tan poco estimulado en las nuestras.

Desde el Consello Social hemos considerado los grandes beneficios de esta iniciativa para apoyar sin fisuras este Plan. Pero lo hemos hecho también por la oportunidad que representa  patrocinar actividades que ayuden a la integración y, por tanto, a reducir en lo posible las causas del abandono en aquellos casos que puedan ser imputables a una deficiente acogida.

Algunos estudios en este campo señalan que el abandono está muy relacionado con la falta de integración en el primer curso, y revelan asimismo que una buena acogida e integración son claves para finalizarla titulación. Yquiero apuntar que estas reflexiones no se refieren a los datos de esta Escuela, (que por cierto presenta unos resultados modélicos, como recoge el reciente estudio de Luis Espada sobre los egresados por titulaciones dela UVigoen los años 2006 y 2007. Léanlo y se sentirán orgullosos de estudiar aquí, y por el acto de hoy también). Como les decía, los datos reflejan la situación de la universidad española en general.

Prueba de ello es que las acciones y estrategias para la acogida de estudiantes de nuevo ingreso son bien conocidas y relevantes en España, por incipientes, como podría citar la Casa del estudiante, en Cantabria: tres edificios concebidos para acoger todos los servicios que inciden en la vida universitaria de los estudiantes, y que ellos mismos gestionan, conservan.

En todo caso, la filosofía marco de acogida e integración de los nuevos universitarios está poco desarrollada si se compara con la importancia que tiene. Sí interesa a las universidades inglesas, especialmente interesadas en fomentar el desarrollo personal de los nuevos estudiantes; o a las germanas, más orientadas a fomentar el desarrollo de conocimientos o investigación; o a las francesas, que ponen el acento en el desarrollo profesional. En España se avanza, pero estamos buscando el camino, y prueba de ello es que un reciente estudio dela Cátedra UNESCOde Gestión política y universitaria concluía que los PAS son los más dispuestos a implicarse en acciones  de acogida, los alumnos menos y los profesores en medio. Pero lo más revelador del informe es que ninguna universidad gallega respondió al cuestionario. Quizá porque Bolonia ha cambiado más el escenario que la mentalidad.

Mi enhorabuena, por tanto, a los promotores del Plan; mi agradecimiento a los treinta alumnos mentores;  y mi confianza en los resultados que seguirán haciendo de esta Escuela un ejemplo, y nos permitirán extender esta iniciativa pionera a los Campus de la Universidad. (Felicidades también por la reciente graduación de la vigésimocuarta promoción).

Si conseguimos reducir el abandono, estimular el rendimiento académico, mejorar la planificación estratégica y fraguar un mayor sentimiento de pertenencia, habremos sido útiles. Y esta Escuela habría servido a otra magnífica causa.”