cabecera

Intervención de Ernesto Pedrosa na presentación do libro“Estudo sobre a experiencia académica e profesional das persoas tituladas da Universidade de Vigo“

ERNESTO PEDROSA SILVA

“Buenos días.

Hace  ya tres años que el Consello Social se planteó la conveniencia de disponer de una Oficina de egresados de la UVigo, porque entendemos que el contacto con ellos es básico. Porque los exalumnos pueden aportar una información insustituible para conocer el valor, la calidad y la utilidad de las enseñanzas que han recibido. Y porque la Universidad los puede seguir teniendo cerca y obteniendo de ellos no sólo una guía para adecuar sus planes y sus ritmos a la realidad próxima, sino también porque los exalumnos le permiten mantenerse cerca de la sociedad que la sustenta.

Pero hay una nueva perspectiva que desde la comunicación se debe tener muy en cuenta, y es el escenario cambiante  a la hora de definir el perfil del estudiante universitario tipo. El alumno que llega hoy ala Universidadno es ya solo el chico de 18 años que ha superado la prueba de acceso. Existen universidades –y algunas de las mejores del mundo- en las que hay más alumnos de Posgrado que de Grado. O dicho con otro indicador: los alumnos que superan los 30 años son muchos más que los de 18 o 20. Y los recursos que aportan son muy importantes en el escenario de crisis que castiga al sistema universitario. Así que como presidente del Consello Social me complace muy especialmente este trabajo que hemos apoyado, porque es pionero, es un valioso test de calidad, de posibilidades y de utilidad. Y quiero felicitar al profesor Espada por su decidida y laboriosa inmersión para sacar a la luz estas piezas imprescindibles para elaborar el mapa físico de la eficiencia de nuestra Universidad.

Hay datos relevantes y lecturas transcendentes. Como presidente del Consello Social quiero fijarme en dos datos: el 60% de los egresados dela UVigotarda menos de tres meses en encontrar trabajo al terminar los estudios: La media gallega es diez puntos más baja, el 50%. Y un segundo dato: el 72% de los egresados trabaja en algo relacionado con sus estudios. Estos son indicadores en los que pondremos un especial interés, para que universidad y sociedad amplíen los beneficios mutuos, los resultados y los recursos. Y quiero hacer también una simple reflexión sobre la transcendencia del estudio: cada año salen dela UVigoun promedio de más de 3.000 titulados anuales, más de 3.000 ciudadanos formados con una importante inversión de recursos públicos que necesitan saber qué se van a encontrar y adecuar su preparación a ese escenario.

Estoy convencido que para la Universidad será de enorme provecho este estudio. Para la sociedad también, porque sus conclusiones ayudarán a estimular el compromiso y la confianza en la institución universitaria. Es además un ejercicio de transparencia y de medición de resultados que, si bien deben relativizarse, contribuirán a saber dónde estamos, qué se puede mejorar y cuál es la tendencia, el escenario que se encontrarán los alumnos actuales. La formación durante toda la vida es ya un hecho, y conocer su incidencia en la organización académica de la Universidad o en el desarrollo laboral de los propios egresados es también un tema digno de próximos estudios y análisis.

Para saber dónde estamos es más necesaria que nunca la transparencia, los datos precisos, las mediciones fundamentadas y las proyecciones útiles. La comunicación es por tanto exigible en todos los ámbitos, y es  el elemento más dinámico en toda la acción del Consello Social. La comunicación y los alumnos. Por eso, casi me atrevería a decir que este trabajo marcará un antes y un después en la imagen que proyectala UVigo. Enesa medida deberíamos valorarlo.”