cabecera

Intervención de Ernesto Pedrosa no Curso de Habilidades Horizontais, patrocinado polo Consello Social da UVigo

08 03 2013. Categorías: Discursos, Discursos 2013

ERNESTO PEDROSA SILVA

“Buenos días…

 Con la intención de ser  disciplinado –y todo lo breve que sea necesario- , inicio esta intervención por el final , y dejó en manos del anfitrión del acto el tiempo del que dispongo. Empiezo pues por transmitir mi reconocimiento y mi gratitud a los organizadores, a las empresas que aportan y comparten su valiosa experiencia y a los alumnos que han decidido confiar en que aquí encontrarán explicaciones y razones para seguir adelante.  Seguro que habeis acertado, porque los resultados de cursos similares  indican que esta es una actividad muy provechosa porque después de las sesiones, los alumnos participantes se muestran más felices y con niveles más altos de inteligencia emocional; y su principal demanda es que haya más cursos, más sesiones, y que duren más tiempo.

Como presidente del Consello Social sostengo que los alumnos son uno de los componentes más sensibles y más dinámicos de cualquier Universidad. En ellos reside el mayor potencial porque son los mejores transmisores de los beneficios que la institución universitaria debe reportar a su entorno, a la sociedad, y porque ellos serán el reflejo más fiable del éxito o fracaso del modelo universitario.

Nadie discute que el futuro está basado en una buena formación, que debe ser inculcada a través del conocimiento, pero también de los valores y las fortalezas.

Dice el anteproyecto de la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa que los alumnos son el centro y la razón de ser de la educación, y que las habilidades cognitivas son imprescindibles, pero no suficientes, porque es necesario adquirir competencias transversales desde edades tempranas, como el pensamiento crítico, la gestión de la diversidad, la creatividad o la capacidad de comunicar, y actitudes clave como la confianza individual, el entusiasmo, la constancia y la aceptación del cambio. Porque el proceso de aprendizaje no termina en el sistema educativo.

Dice –decía- Darwin que las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino las que mejor se adaptan al medio.

Un exministro de Educación lo resumía en hacer “poda e injerto”: poda de lo que el estudiante no puede aprender ni necesita; injerto en los currículums de todas las competencias que le va a pedir el mercado.

Algunos teóricos dicen que la universidad  se está convirtiendo en una  navaja suiza, una herramienta multiusos que nos puede sacar de cualquier apuro, a la que se le pide que nos sirva de destornillador, cortaúñas, tijeras o abrelatas. Seguro que los fundadores de las universidades enla Edad Medianunca podrían imaginar que esos centros de sabiduría que creaban acabarían convirtiéndose en herramientas universales, en nuestro kit de supervivencia.

Pero aquí estamos, para complementar los modelos educativos, para amplificar las posibilidades, para fraguar profesionales competentes…y  ciudadanos responsables, instruidos, capaces, solidarios, libres y comprometidos. Y en ellos, y con ellos, (es decir, con vosotros) la sociedad reconocerá mejor a su Universidad y le otorgará la confianza y el apoyo que tanto necesita.

Hacia ese nuevo escenario y hacia estas nuevas aportaciones complementarias  habrá que llevar a la Universidad, por caminos tan acertados como el que hoy nos reúne aquí en este curso, para que sea percibida como una marca útil y generadora de valor, capaz también de proporcionar calidad de vida, mejores conductas, oxígeno moral  y bienestar  a la sociedad.

Muchas gracias.”