cabecera

Discurso do Presidente do Consello Social no acto de inauguración das Xornadas “Os Retos da Educación do Século XXI”

09 07 2012. Categorías: Discursos, Discursos 2012

ERNESTO PEDROSA SILVA

“Señores alcalde de Vigo, gerente de Novacaixagalicia, amigo Pedro Pablo, BUENOS DÍAS a todos

En esta mesa se han expuesto perspectivas enriquecedoras sobre el motivo que nos convoca hoy aquí.  El ambicioso programa que se desarrollará desde este momento nos hace concebir muchas esperanzas. Y es esta  una de esas citas en las que los Consellos Sociales nos encontramos especialmente  satisfechos, desde el convencimiento de que no hay caminos hacia la educación, porque la educación es el camino; y desde la  confianza en el aprendizaje desde el respeto y la comprensión, porque son retos básicos aún hoy.  Por eso otorgamos un valor especial a iniciativas que estimulen y faciliten el debate, la reflexión, el análisis y el aprendizaje para saber vivir juntos; y sumamos nuestros esfuerzos a la creación de espacios de encuentro como este, que nos mejoren y nos proporcionen valores sólidos.

Curiosamente, y hablo del ámbito universitario, las últimas propuestas inspiradas en Bolonia, que marcan el futuro en el modelo de educación superior, más relacionado con el aprendizaje, no son sino el retorno a 1.500 años atrás, cuando Confucio dejó dicho: Me lo contaron, y lo olvidé; Lo ví, y lo entendí; Lo hice, y lo aprendí. Ese es el resumen del espíritu de Bolonia. Es un ejemplo de cómo los sistemas complejos responden a menudo a leyes simples, y la extendida percepción actual de que es preciso un profundo cambio de modelo educativo no es más que una vuelta a los orígenes.

Hechas estas reflexiones, no me extenderé mucho más que para decir que hoy, como nunca, Universidad y Sociedad deben ser socios de confianza y deben reconocerse. Y debe ser un objetivo avanzar y mejorar en la percepción que la sociedad posee de la educación superior. La comunicación y las nuevas tecnologías que alteran profundamente la forma de transmitir conocimientos son claves en este escenario.

Pero dado que la conciencia de los informadores pertenece al ámbito de la moral y su tarea está relacionada con la ética, quizá el sistema educativo tenga ahí otro reto: sumergirse en lo común como raíz de la formación, propiciando la creación de nuevos códigos informativos, nuevos métodos de análisis, nuevas fórmulas de expresión y nuevos valores para enfocar la realidad. Los medios de comunicación podrían entonces disponer de nuevas herramientas de interpretación y validación, teniendo en cuenta que los recuerdos y las miradas enriquecen porque aportan conocimiento, testimonio y opinión fundada. Pero poniéndose alerta en tiempos en los que el futuro se busca 1.500 años atrás.

Y quiero terminar afirmando que jornadas excelentes como esta  nos ayudan a superar complejos y evitar melancolías: universidades buenas habrá muchas, pero nosotros ya tenemos una: la que nos hace mejores.

Gracias a los presentes en la mesa, y mis mejores deseos para este magnífico foro y sus prestigiosos ponentes, mi felicitación para los responsables del Curso y mi reconocimiento a los que asisten,  por su inteligente elección.

Es un honor declarar abiertas estas Jornadas.”